martes, 11 de diciembre de 2012

Maribel, hada madrina despistada




En el tiempo en el que la magia, solo existía en las varitas mágicas de las hadas madrinas, vivía un hada poco común, no era seria y estirada como el resto de sus compañeras y pasaba horas inmersa en su propio mundo interior.

Estas peculiaridades, resultaban algo molestas para el resto de sus compañeras, ya que a menudo la acusaban de no tomarse en serio la magia e incluso dudaban, de sus cualidades como hada madrina.

Como si todo esto no fuera suficiente, el Hada Madrina Maribel tenia un defecto, que la convertía en blanco de burlas, y es que era, terriblemente despistada.

Tal era su despiste, que cada día estrenaba varita mágica, ya que había perdido la anterior, en no se sabe que punto del planeta.

Cuando la divertida y atolondrada hadita, había perdido su varita numero 1.000, Mirtha, la jefa del consejo de las hadas Madrinas, decidió no darle mas varitas mágicas, pese a que estaban faltos de personal y la tierra cada vez, estaba mas necesitada de magia.

El Hada Maribel sentadita en su tejado, pensó entristecida que ya no podría cumplir los deseos de los niños, ni un montón de cosas que ella amaba hacer y es que ella, había intentado no perder sus varitas, pero aun así, las perdía.


Pero un día, algo diferente, comenzó a nacer... cada día llegaban misivas informando, de avistamientos de arco iris en lugares lúgubres y tristes, estrellas fugaces cumpliendo deseos de niños soñadores, elfos, ninfas y duendes, ocupándose de proteger ríos, bosques y montañas... incluso algunos humanos, comenzaron a desarrollar dones extraordinarios.

Definitivamente, algo estaba ocurriendo, el mundo entero estaba dando señales de magia, ¿como era posible? solo las varitas mágicas, de las hadas madrinas, tenían ese poder... entonces... ¡entendieron!

Maribel, al ir perdiendo sus varitas, fue sembrando, sin saberlo, el mundo de magia.

Cuando el consejo se enteró de esto, le dieron una nueva varita mágica y decidieron dejarla ser, tal y como era, si perdía alguna varita... pues esta, se convertiría en magia, de la que estaba tan necesitada el mundo.

Y así fue, como el Hada madrina Maribel, pese a ser una hadita despistada, volvió a ejercer el trabajo que tanto amaba.

Si alguna vez, cae repentinamente una varita sobre tu cabeza, recuerda que en ocasiones, tu mayor defecto, puede ser...

Tu gran virtud.

Espero que os guste este cuento pequeñito, lo tenéis también disponible en mi canal de youtube .


Gracias por estar ahí y hacerme tan feliz :)


14 comentarios:

  1. Hola Lua,

    Acabo de escucharte narrando este precioso cuento.Aunque son fechas de evaluaciones y el tiempo es escaso.Me ha encantado escucharte.

    Ojalá me caiga una varita de la hada Maribel...que faltita nos aria.

    Un abrazo preciosa!

    ResponderEliminar
  2. Que lindooooooooooooooo! como siempre tus cuentos alegran y animan, gracias Lua. Como dice @withyoutotheend "No hay nada mas poderoso que el corazón de un soñador"

    ResponderEliminar
  3. Yo también visito después de tiempo, y me encuentro con este cuento... ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  4. Precioso! Qué magico es tu blog ; )
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. UN ABRAZO LUA... Contiempo esta tarde veré tu cuento.
    Mil gracias por escribir:))))

    ResponderEliminar
  6. Hola preciosa,
    vengo a saludarte y a decirte que el blog de Cheloca y sus florituras lo cierro, pero he abierto otro blog todo vintage, por si te apetece dar una vuelta, también esta el principal Cheloca, gracias.
    Un abrazo

    Preciosa música ; )

    ResponderEliminar
  7. Precioso cuento del hada Maribel, me ha encantado, un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Lo que me gusto más fue la moraleja: Tu mayor defecto puede ser tu más grande virtud!

    ResponderEliminar
  9. Jejejejejeje me gusta el cuento y además la protagonista se llama como yo :)
    un besito enorme cariño
    Yo también te deseo una feliz navidad y un próspero año nuevo!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola mi niña!
    Como estás?
    Hace mucho que no se de ti, espero que te encuentres muy bien.
    Solo he pasado a saludarte, ya que estuve un tiempo alejada del blog, pero hace un par de meses he vuelto a la carga, y hace un mes he sido mamá de nuevo,cuando quieras pasa a conocer a Gisela por el blog :)
    Bueno guapísima, espero tener noticias tuyas pronto.
    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  11. HOOOOOOLA SOOOY HORTEEE!!!! YA NO AS ESCRITO MAS CUENTOOOS??? POR K ESTOY ANCIOSA POR ESCUCHARLES UN BESO

    ResponderEliminar
  12. Preciosa Lua:

    Cuanto me he alegrado de ver tu huella por mi rinconcito, veo que esta bien y eso me alegra muchísimo.

    Besos y hasta pronto.

    ResponderEliminar